19 de ago. de 2011

En Trujillo, con el apoyo del SENA Jóvenes Rurales Emprendedores reactivan el campo






Mediante el desarrollo del Programa Jóvenes Rurales Emprendedores, el Centro Latinoamericano de Especies Menores del SENA en Tuluá, en alianza estratégica con el municipio de Trujillo, apoya a los productores campesinos de la región, promoviendo la asociatividad, el trabajo en equipo, la recuperación del núcleo familiar y la generación de empleo.

En Trujillo, al norte del Departamento, 30 aprendices se organizaron y crearon la empresa de economía solidaria ASOPEZ, desde la cual ubicaron unidades productivas en diferentes corregimientos y veredas del municipio como Puente Blanco, Puente Rojo, el Crucero, Venecia, la Sonora y el Alto de los Viejos, con las cuales han generado fuentes de ingreso diferentes a la actividad productiva tradicional del municipio.

Con el apoyo de los programas del SENA, los aprendices recibieron formación como:

· Emprendedor en la producción piscícola.

· Emprendedor en la elaboración de bio – concentrados para la producción piscícola.

· Emprendedor en producción de alevinos bajo invernadero

Con esta formación los aprendices construyeron y adecuaron estanques para la producción, cría, levante y engorde de peces.

Las competencias desarrolladas, permiten a los aprendices Jóvenes Rurales Emprendedores generar empleo y mejorar sus condiciones económicas.

Mercadeo

ASOPEZ tiene una producción mensual promedio de 1000 kilogramos de pescado, que son comercializados así: El 20% en el casco urbano de Trujillo; el 70% con distribución a los intermediarios ubicados en las ciudades de Tuluá, Cali y el 10% destinado para la seguridad alimentaria de los núcleos familiares de los aprendices.

Este proyecto productivo permite además realizar un manejo adecuado del recurso hídrico bajo la responsabilidad del uso del agua y siguiendo la normatividad del Instituto Colombiano Agropecuario - ICA.

Las unidades productivas que son favorecidas por esta asociación corresponden a población vulnerable: mujeres cabeza de familia, jóvenes emprendedores y personas en situación de desplazamiento por el conflicto armado que históricamente ha presentado esta región.

A futuro, se tiene proyectada la construcción de nuevos estanques piscícolas para incrementar la producción en la región así como también la creación de una planta de eviscerado (para el procesamiento del pez), que permita generar un valor agregado al producto.

Diego Fernando Duarte, Líder del programa, indicó: “Jóvenes Rurales Emprendedores permite incorporar nuevas alternativas rurales al desarrollo socio económico del país con el mejoramiento del nivel de vida de la población, con lo cual se recupera el tejido social y se generan ingresos a las familias”.

Este programa del SENA ha permitido atenuar la migración del campo a la ciudad, aumentar la productividad del sector rural y disminuir el desempleo, creando condiciones de igualdad para que la población vulnerable y rural tenga la posibilidad de incorporarse en actividades productivas.